“Hematoma” de Yael Weiss es un libro ácido, chistoso y oscuro en el que la cotidianidad se encuentra atravesada por pequeñas y grandes crisis que desem…
Alan Grabinsky
I met Dada by chance — which is, come to think of it, very Dada. It was during a trip to New Orleans: I was strolling through the Modern Art Museum’s g…
Alan Grabinsky
Este año el gueto de Venecia cumplió medio siglo. La ocasión se celebró con una exhibición en el Palazzo Ducale, en la famosísima Plaza de San Marcos. …
Alan Grabinsky
El sol me azotaba la cara. Al ver abajo sentí vértigo: desde la cima la escalinata parecía una rampa. A lo lejos la estepa yucateca, cubierta de jungla…
Alan Grabinsky
Paramos en Izamal, pueblo de paredes color yema de huevo donde hay una iglesia con un amplísimo atrio: según las placas turísticas, el segundo más gran…
Alan Grabinsky
Esto lo empecé a escribir en Yom Kipur y luego lo dejé a un lado. Lo pongo aquí como tributo.
Alan Grabinsky
Cuando por fin llegó al restaurante mi jefe ––un señor pelón de casi sesenta años––hizo un sonido gutural, abrió su boca, y, apuntando hacia ella con e…
Alan Grabinsky
Alan Grabinsky
Alan Grabinsky
Alan Grabinsky
Which means the president will be there, too. Actually he will have to face the crowd: tradition requires him to stand in the presidential balcony and …
Alan Grabinsky
I’ve been in reclusive mode: no smartphone, almost no Internet, no TV. On the rooftop of my building there’s a small room that I´ve turned into a studi…
Alan Grabinsky